Si te cruzas con algún fantasma aquí adentro, simplemente ignóralo; pero si se pone fastidioso, recítale algún verso en voz alta, que con eso será suficiente... (Si te toman por loco, no es culpa mía.)

jueves, 7 de marzo de 2013

Literatura voraz





  Sabes, profundamente sabes, que al otro lado de la ventana ella te espera.
  Y lo que también sabes, es que su cuerpo es de color plata o bronce, que a su sonrisa la avalan unos dientes de rubí afilado, y que sus cabellos son negros como negro es el cielo que la cobija. Te impregna, a medida que desesperas, el olor de su piel, volva de seda que cubre unas caderas agresivas o curvilíneos pechos de piedra. Entonces oyes los ecos sombríos de su respiración: ella acompaña el retumbar de tu deseo. Intuyes, sabiamente, que alguna noche, no podrás evitar lo inevitable, que la silueta voluptuosa que te incita a soñar extrañas pesadillas, la sombra que aguarda,  te atrapará en su pérfido juego de hembra voraz, sólo para canibalizar tu corazón, para extirparte el alma en estentóreo goce animal, para calmar su apetito. Entonces, te arremangas y escribes un texto -este texto-, para que tu literatura te salve, o acaso, extienda un sospechado final. Acompaña a esta última palabra un sonido que es como un batir de alas alejándose…  Crees, por un momento, que escribir te ha ayudado esta noche. Lo que no entiendes es que tu literatura es la que vocifera su nombre, son tus palabras las que juegan con tus nervios. Que no es espanto, es creación, entrega. Y que esa entrega (tu arte), al articular un confuso verbo, un mínimo adjetivo o un certero sustantivo, puede arrojarte en sus fauces… Fauces, mortalmente,  la ha cautivado…  Te agazapas: estallan los cristales de tu ventana…



                                                                                        César Augusto Pacheco




   Adjunto el audio del cuento para quien guste escucharlo:

10 comentarios:

  1. Esa noche te salvaste gracias a tu texto,a tu arte,o quizá no?...
    Quien es esa mujer tan poderosa?de donde sale?quizá sea una creación tuya o de tu imaginación,ainnss ya me he hecho un lío,volveré luego ^_^

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mejor dejemos que sea tu imaginación la que conteste esas preguntas... No sea cosa que, al darte una respuesta, sin querer escriba una palabra equivocada y entonces... Gracias por tu visita Paraíso. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Hola César, buenas tardes,
    otra atrapante ficción,
    un animal imaginario,
    una noche vestida de animal,
    o un animal que vive dentro de nosotros, de nuestra mente...
    cuanto poder hay en un puñado de palabras?...
    la mesa está servida... que caiga la noche!

    un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se sabe que es el lector el que cierra el círculo de una ficción -y el que le da el verdadero sentido, acaso desconocido para la consciencia del escritor- mediante la interpretación que hace de la misma. Y la verdad, me ha encantado el pulso con el que has cerrado ese círculo. Gracias Ariel por tu lectura. Abrazos.

      Eliminar
  4. me ha gustado mucho como juegas con las imágenes, este texto sobresale por eso, uno no puede dejar de percibir los colores, aromas y sabores eróticos que destilan.
    el audio está excelente Cesar!!!!!!!!!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estos espectros te agudizan los sentidos... Me alegro que lo hayas disfrutado. Saludos.

      Eliminar
  5. Hola César, me encantó leerte y no te podría describir que me produjo escuchar la entrada declamada..
    Te diré que escribir a veces es un desahogo,...un batir de alas que algo lo incita... algo lo provoca en nuestro interior... es el deseo en su umbral más alto que llega sin permiso y se instala sin fecha de partida...
    Te dejo un abrazo, buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy lindo lo que dices (parece que después de todo no es tan patético mi micrófono...) Gracias. Y en cuanto a lo que expresas sobre la necesidad de escribir coincido plenamente contigo. Es una pulsión incontenible que debemos dejar fluir sí o sí, porque va más allá de la propia voluntad. Abrazos van.

      Eliminar
  6. Una pieza trazada en una prosa límitrofe con la poesía, Rashek; en la que distrutamos tanto del fondo como de su forma.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Siempre tan certero en tus lecturas Pedro. Esta pequeña pieza en prosa, en realidad, fue ejecutada con el sentir de un poema. Gracias por aportar una vez más. Un abrazo.

    ResponderEliminar

No tengas piedad...